LA CURA DETOX PARA SENTIRSE MEJOR!!!

Nuestro cuerpo está formado por varios miles de millones de células. Para ser más preciso, contendría 30.000 millones en un adulto. Esta asombrosa composición, que no puede ser representada fielmente, tiene consecuencias para su funcionamiento.

Cada célula requiere, como debe ser, los nutrientes necesarios para su funcionamiento, y estos nutrientes se derivan del proceso de digestión de nuestra dieta. Por ejemplo, el almidón de las féculas (patatas, arroz, harian de trigo, pasta-…) se descompone, en la digestión, en azúcares simples llamados “glucosa”, cuya función primaria en la célula es permitir la producción de energía. Esta energía asegura el funcionamiento de la célula: permite entre otras cosas renovar sus componentes o producir varios compuestos como hormonas por ejemplo.

¡TUS CÉLULAS ESTÁN PRODUCIENDO DESECHOS!

De la misma forma que nuestras células funcionan consumiendo los nutrientes de nuestra dieta, producen también de forma natural… residuos!

Algunos de estos desechos son evacuados por los pulmones (en forma de dióxido de carbono), el resto de los residuos se filtran a través de los riñones que son los que los capturan y luego los eliminan a través de la orina.

PERO TAMBIÉN SE LE PIDE A OTRO ÓRGANO QUE LIMPIE NUESTRO CUERPO: ES EL HÍGADO.

Como los riñones, el hígado juega (entre otras cosas) el papel de filtro de nuestro organismo, pero en otro nivel.  A él de hecho le corresponde la carga de filtrar la sangre que viene directamente del intestino delgado, de los alimentos que están haciendo la digestión, pero no sólo eso. Porque además de los nutrientes que vienen a través de la asimilación intestinal y que casi todos pasan por el hígado, también le llegan sustancias que a nuestro organismo no le hacen bién, porque son cualquier cosa menos nutrientes.

EL HÍGADO ES UN ÓRGANO CADA VEZ MÁS EMPLEADO POR NUESTRA FORMA DE VIDA ACTUAL

Entre estas sustancias están los alcoholes, ciertos aditivos alimenticios, residuos de pesticidas, residuos de drogas, residuos tóxicos ambientales y otras sustancias. Estos productos se llaman xenobióticos.

Etimológicamente “Xeno” significa “extraño” en griego, y “bio” significa “vida”.

“Sustancias ajenas a la vida”, asi que… todo un problema. Tomemos nota de que algunos de ellos pertenecen a la triste familia de “disruptores endocrinos”, esto es unas sustancias químicas, ajenas al cuerpo humano, capaces de alterar el equilibrio hormonal del organismo.

En el mejor de los casos, el hígado (si los reconoce) los convertirá en productos inocuos.

Cuando el hígado no puede eliminar los productos tóxicos, simplemente porque son nuevos productos para él y no los reconoce, empiezan a acumularse entre las células.

¡EL QUÍMICO “MUGRE” SE INSTALA!

Estos productos tóxicos también nos hacen daño porque afectan a nuestra flora intestinal al pasar a través del intestino grueso. Ahora cada vez más se reconoce el papel primordial en nuestra salud y bienestar de esta flora intestinal.

Desafortunadamente, la multiplicación de los productos químicos en nuestro medio ambiente, implica que una parte de ellos pasen a nuestro organismo y ello hace que se dificulte gravemente el funcionamiento de este importante órgano que es el hígado, y que sin embargo asegura una gran cantidad de funciones esenciales para nuestro bienestar.

TODOS ESTAMOS PREOCUPADOS POR LA PRESENCIA DE QUÍMICOS EN NUESTRO CUERPO

Un estudio financiado por el W.W.F. (Fondo Mundial para la Naturaleza) y el Crédito Cooperativo, mostró en 2004 que de un panel de 47 personas de toda Europa y de 17 países diferentes, tenía hasta 76 productos tóxicos en su sangre.

Así, el artículo de W.W.F. dice:

“los resultados demuestran que cada persona está contaminada por un cóctel de sustancias tóxicas persistentes (que no se evaporan en la naturaleza) y bioacumulativas (que se acumulan en el organismo), incluídos los productos de cada una de las cinco familias implicadas (plaguicidas con cloro orgánico, incluído el DDT); PCB; retardantes de llama; ftalatos y compuestos perfluorados (FOP). En la sangre de los analizados se encontraron un total de 76 diferentes productos químicos tóxicos.

¿No es muy atractivo, verdad?

PROPÓSITO DE LA DESINTOXICACIÓN

Por lo tanto, no es necesario decir que por el excesivo estrés, el hígado termina por cansarse y a menudo es necesario ayudarlo en sus funciones de eliminación.

La primavera es el momento ideal para este trabajo, después de los excesos del invierno. Los chinos desde siempre lo habían entendido bien, ya que siempre atribuían a la primavera como una temporada dedicada a este órgano.

El drenaje profundo de este órgano participa (con los otros órganos que son la piel, los riñones, los pulmones y el intestino grueso) en el drenaje del organismo entero, también obstruido por todas estas sustancias.

El resultado de este trabajo de drenaje es muy a menudo un renacimiento de la vitalidad y … ¡una talla menos!.

EL PLAN DE DESINTOXICACIÓN BALLOT-FLURIN

Para esta desintoxicación suave de su cuerpo tiene que revisar su dieta y además le asesoramos sobre nuestros productos fruto del trabajo de nuestras abejas y de nuestro saber hacer.

 

– Polen Polifloral dinamizado, especialmente beneficionso para el sistema digestivo.

– Propóleo del Sistema Digestivo, que facilita el drenaje, la eliminación y promueve naturalmente el equilibrio de la flora intestinal.

– Y un toque dulce (¡siempre es bienvenido!): La Miel de Romero o la Miel de Acacia, que recomendamos para una buena digestión.

Y como siempre, todo Bio…. Obviamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies